Exposición comisariada por Art Deal project en A.dFuga, Santiago de Compostela.
Lilith personifica la primera mujer rebelde ante la opresión, tanto de Adán como de Dios. Por este motivo, su figura ha sido desprestigiada e incluso borrada de iconografía y textos para promover otro tipo de figura femenina, desde la ingenuidad inferior de Eva hasta la antinatural pureza maternal de La Virgen. De esta manera se crea el paradigma de Lilith como mujer malvada y temible a la que le atribuyen casi tantos males como a la propia Pandora por su proclama de la individualidad e igualdad de géneros.

Entre Lilith y Eva se crea una dualidad reflejada en textos medievales y hasta en algunos comportamientos no muy alejados en el tiempo. La vida de la mujer se ha estructurado en roles fruto de la discriminación y la misoginia de siglos de historia, que muestran esa ambivalencia entre lo público y lo privado, entre lo que se ve y lo que se oculta.

Basándose en estas dualidades encontramos Sin palabras de Lilith, una selección del sutil trabajo de Beatriz S. Saá, donde utiliza la palabra y la imagen para jugar a mostrar y ocultar, falseando arquetipos que contienen varios niveles de lectura dentro de la identidad femenina que reivindican. Sus piezas son diferentes tipos de autorretratos entre los que podemos ver su imagen así como la otras mujeres y elementos clave de su existencia que se transfiguran para reflejar su propia experiencia.

Sus obras se encuentran a medio camino entre la pintura y la escritura, configurando verdaderos poemas visuales en que la palabra se torna un elemento plástico más. Los textos escondidos en sus piezas, permiten una segunda visión de la obra al acercarse, mediante su lectura, incluyendo una información adicional compuesta por sentimientos y sensaciones que dan las claves de la imagen observada. De esta manera, oculta y muestra pinceladas de su vida y su experiencia en un ejercicio de auto-conciencia como mujer y como creadora, siendo la mirada del espectador la que debe desvelar el nivel de interpretación de la obra.

La dualidad entre la razón frente al sentimiento se hace especialmente patente en su obra sobre papel. La identidad femenina de la artista se conforma de un compendio entre ambos aspectos que se relacionan. Beatriz S. Saá utiliza la escultura, la pintura y la escritura para realizar un ejercicio de auto-conocimiento y reafirmación de su identidad dual y compleja, más allá de la bella imagen que transmite, proponiendo al espectador todo un mundo interior lleno de contrastes y condicionantes que su subjetividad debe leer entre líneas.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…