El Salvador las llama "las muchachas" y las trata a menudo como hace cuatro siglos a las africanas traídas a America para trabajar de esclavas: con distancia racial, con desprecio. Visten uniforme, tienen horario, tareas y salario de explotación, sufren humillación, acoso, violaciones. Así trabajan la mayoría de ellas en el siglo XXI. Rompen el silencio sumiso para contarnos sus historias.
Cualquier parecido con otras formas de violencia y abuso laboral no es mera coincidencia, es herencia cultural.

Una producción de Elfaro.net
Realizado por Marcela Zamora

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…