El 1 de abril de 1939, hace 75 años, acabó la guerra civil. Ya quedan muy pocos testigos de aquel día. Uno de ellos es Fernando Rodríguez Miaja. Tiene 96 años y fue asistente personal de su tío el general republicano José Miaja. Tm-ex le entrevistó el pasado verano.

Es el último superviviente de aquellos momentos cruciales del final de la guerra. Él estuvo en los sótanos del Ministerio de Hacienda, donde el mando republicano en la capital tomaba sus decisiones durante la @DefensaDeMadrid. Es un testigo quizá incómodo del golpe de Casado o de la derrota de la #República española. Una pagina de la historia servida por Tm-Ex.
La última vez que atravesó la ciudad con la comitiva del general Miaja, Madrid estaba sembrada por más de dos mil cadáveres tras las refriegas entre “casadistas” y comunistas. El pueblo de Madrid, hambriento y diezmado, pronto tendría que saludar sin remedio la entrada de las tropas de Franco.

Difícil no volver a aquellos días de juventud. Caminando desde la Puerta del Sol a Manuel Becerra, aquel general que les había inspirado el valor para resistir, eligió despedirse con un largo paseo a pie. Fernando a su lado, aún recuerda los aplausos de los madrileños, sabedores que “no había llegado la paz sino la victoria” (“Las bicicletas son para el verano” Fernando Fernán Gómez)

Tm-Ex agradece a la Subdirección General de Información, Documentación y Publicaciones, del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, la ayuda prestada en la elaboración de este reportaje.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…