Basta con tener una cámara fotográfica y cierta imaginación para animar el mundo de lo inanimado; para ser Dios por un momento, crear personajes raros (como los seres humanos; siempre he pensado que somos una animación hecha por Dios), darles vida por unos minutos y observar con placentera gracia como hacen sus machicuepas y cuchufletas en la pantalla de la computadora.
"RUBIK!!!", el cortometraje experimenrtal, visual y sonoro apto para ociosos psicodélicos.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…