A partir del materialismo y el consumismo, hemos aprendido para bien o para mal a compartir nuestra vida rodeados de cosas, cuya propiedad más notable es la de estar hechas para nuestras necesidades. Refiriéndose en todo caso a todos esos objetos que consumimos y nos hacen la vida más fácil pasando desapercibidos para nosotros. Éstos, se han adaptado y han ganado de alguna manera, un lugar importante en nuestro mundo, como si de ‘post-humanos’ se tratasen. Este concepto, se explica como una extensión de nosotros mismos llevado a otro ámbito alejado de lo corpóreo.

Este proyecto está motivado por la indagación de las relaciones humanas que establecemos con el mundo material, y cómo este mundo forma parte del nuestro y así progresivamente. Buscando la proyección simbólica de la corporeidad humana en un material, este proyecto apunta hacia las asociaciones entre propiedades físicas de los materiales y expresión de las emociones humanas; reflejando ésta vez, lo humano en el mundo material y con ello deshumanizándonos. Intencionadamente la crítica sobre el consumismo está presente en cada asociación, por lo que en siguientes series esta intención será más subversiva.

En esta primera serie, se oponen estados que tienen que ver con el transcurso de nuestras vidas humanas, representado por nuestros imprescindibles para vivir: la respiración, el latir de nuestro corazón, las funciones de los riñones, o los hígados, además de otros. Actúan y se asocian como evidentemente, órganos a partir de algo tan simple y cotidiano en nuestras vidas como es una bolsa de plástico. De esta manera y a partir de esta vinculación, un objeto cobra vida humana y al mismo tiempo material, en definitiva se crea un bucle absurdo que nos deshumaniza, y nos acaba sustituyendo.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…