Hace un par de semanas había ido hasta la Cuesta del Portezuelo en la Rider 250 de mi amigo Marcelo, pero habíamos llegado solo hasta el primer balcón y me quedé con las ganas de ir hasta la cima. Hoy aproveche el hermoso día y me dije “Me voy a almorzar a la Hostería Polo Giménez”, que queda en la cumbre de la Cuesta. A mi me encanta manejar en la montaña, así que el viaje fue todo placer y la China, a pesar de que le puse una trasmisión mas “larga” , pecha como un misil. Una vez en la hostería me di el gusto de almorzar sobre el balcón con una vista que es francamente impresionante y con algunos cóndores revoloteando en las alturas.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…