Ayurveda, la cura posible