DEFENDIENDO LIBERTADES: Cristianos ante las urnas