¿Puede acabarse el amor?