SAMBA, UN NOMBRE BORRADO