1. Meet the Author: Charles C. Mann

    01:07:23

    from Darien Library / Added

    35 Plays / / 0 Comments

    On Tuesday, October 2, 2012, Charles C. Mann, author of 1493 was our featured speaker. From the bestselling author of 1491 comes a deeply engaging new history of how European settlements in the post-Colombian Americas shaped the world. Presenting the latest research by biologists, anthropologists, archaeologists, and historians, Mann shows how the post-Columbian network of ecological and economic exchange fostered the rise of Europe, devastated imperial China, convulsed Africa, and for two centuries made Mexico City—where Asia, Europe, and the new frontier of the Americas dynamically interacted—the center of the world. In this history, Mann uncovers the germ of today’s fiercest political disputes, from immigration to trade policy to culture wars. For more information, please visit: http://www.darienlibrary.org/events/meet-author/meet-author-charles-c-mann

    + More details
    • Zafra de 1916. La industria azucarera cubana a comienzos del siglo XX

      05:21

      from MEMORIA DE CUBA de Jorge Molina / Added

      2,782 Plays / / 0 Comments

      La caña de azúcar, originaria de Asia, fue introducida en el Sur de España por los árabes, de donde pasó a las Islas Canarias, Cabo Verde y Madeira, en las cuales se cultivaba en la época del descubrimiento de América. En su segundo viaje a las Indias Occidentales, Cristóbal Colón la llevó a Santo Domingo, donde quedó introducida desde 1493. La primera fábrica de azúcar, o sea el primer ingenio, se estableció en esa isla antes de 1516. En Cuba la caña de azúcar fue introducida durante el mando de su primer gobernador, Diego Velázquez (1511-1524). A partir de esa fecha se cultivó en la isla, pero sin que se fundara ningún ingenio hasta el último quinquenio del siglo XVI. En ese período nació la industria azucarera cubana, basada en el otorgamiento de privilegios, el auxilio monetario de la Corona y la autorización para importar esclavos. Durante el siglo XVII y gran parte del XVIII la industria se desarrolló muy lentamente, al punto de que en 1760 utilizaba el mismo número de esclavos que uno y medio siglo antes, en 1595. La toma de La Habana por los ingleses en 1762 dió impulso a la industria azucarera por la introducción de millares de esclavos a menos precio del que había regido hasta entonces y el abaratamiento de los utensilios y útiles usados en los ingenios debido a la libre importación. Después, la apertura de los puertos españoles a los azúcares extranjeros estimuló el desarrollo de la industria azucarera a partir de 1763. La producción de azúcar creció sin interrupción hasta 1779, proporcionando Cuba a España casi todo el azúcar necesario para su consumo, unas 500,000 arrobas anuales (50,000 sacos de 250 lbs.). En los finales del siglo XVIII una serie de acontecimientos históricos dieron gran auge al azúcar cubano. El principal de ellos fue la revolución e independencia de Haití en 1804. Al arruinarse la industria azucarera de ese país, en aquel momento el principal productor de azúcar del mundo, se abrió una nueva era para la industria azucarera de Cuba. A partir de 1818, al decretarse por España libertad para el comercio extranjero, Cuba pasó a ocupar el primer lugar como productor de azúcar en el mundo. Durante el siglo XIX la industria azucarera cubana tuvo un gran desarrollo basado en la introducción de la máquina de vapor, cuyo uso se generalizó en la tercera década del siglo; en la construcción de vías férreas a partir de 1837; en los adelantos en los métodos de fabricación del azúcar y el cultivo de la caña; en la libre introducción de esclavos primero (1799) y luego en la sustitución del trabajador esclavo por el libre (1880-1885); en la competencia con el azúcar de remolacha; y en la transformación de los ingenios en centrales con alta dotación de capital, vasta aplicación de la técnica y división entre las labores industriales y las agrícolas, con el establecimiento del colonato. Durante ese siglo, a pesar de la Guerra de Independencia de los Diez Años, la producción azucarera creció notablemente en Cuba, aumentando casi cinco veces desde 1850 (223,145 toneladas largas españolas) hasta 1894 (1,054,214 toneladas). La Segunda Guerra de Independencia (1895-1898) dio lugar a un gran retroceso de la producción azucarera, que en 1897 fue de tan sólo 212,051 toneladas, menor que la de mediados del siglo. La conquista de la independencia facilitó la reorganización de la industria azucarera sobre bases más ventajosas que las del siglo XIX. Se le abrieron las puertas del mercado de los Estados Unidos; se abarataron los costos de los útiles empleados por la industria; se extendieron las vías de comunicación, tanto ferroviarias como de carreteras; quedó extirpada la fiebre amarilla gracias al gran descubrimiento del sabio cubano Dr. Carlos J. Finlay; se abrieron las puertas a una numerosa inmigración europea y las inversiones de capitales extranjeros en la industria azucarera, especialmente norteamericana, tomaron gran auge, a punto de que estimadas en 50 millones de dólares en 1895 aumentaron hasta 700 millones en 1929. Todos esos factores favorables dieron lugar a un rápido desarrollo de la industria azucarera cubana durante el primer cuarto del siglo XX. En 1913, la producción rebasó por primera vez la cifra de dos millones de toneladas largas españolas; en 1916 la de tres millones de toneladas; en 1919 la de cuatro millones de toneladas y en 1925 la de cinco millones de toneladas, que quintuplicó en cinco lustros la máxima producción lograda en el siglo anterior. A partir de 1928, el azúcar entra en una crisis de sobreproducción mundial y Cuba inicia la restricción de sus zafras azucareras. La crisis y la alta tarifa de dos centavos por libra de azúcar en los Estados Unidos (1930) dieron lugar a un descenso vertical de la producción azucarera en la isla. En 1933 la producción fue de sólo 1,994,238 toneladas largas españolas. Después Cuba no volvió a producir una zafra de más de cinco millones de toneladas hasta 1947, llegándose a una producción récord de 7.011,637 toneladas en 1952. Características. 1 -Durante el siglo XX, la industria azucarera cubana aumentó extraordinariamente su eficiencia. De una producción promedio por zafra de 6,013 toneladas de azúcar por ingenio en 1904, pasó a una de 20,895 toneladas en 1920; de 29,751 toneladas en 1930; de 33,507 toneladas en 1950, alcanzando un máximo de 43,551 toneladas por ingenio en la zafra récord de 1952. La mayor producción se logró por una combinación de factores tales como mejores variedades de caña de azúcar con más alto contenido de sacarosa, mayor extracción de sacarosa en el ingenio y el empleo de más modernos equipos y procesos en la fabricación del azúcar. La extracción de sacarosa aumentó de un promedio de 10.01% en 1904 a uno de 11.32% en 1920; de 12.21% en 1930 y de 12.85% en 1956, es decir, un aumento de más de un 25% en poco más de medio siglo. La efectividad técnica de la industria se manifiesta en la mayor productividad. En 1925 se hizo una zafra de 5,189,347 toneladas largas españolas en 122.7 días de molienda efectiva como promedio para toda la industria. En 1958 se hizo una zafra de 5,613,332 toneladas en sólo 83.4 días de molienda efectiva. La producción por día creció de 42,293 toneladas en 1925 a 67,306 toneladas en 1958, un aumento del 59.1% en la productividad global de la industria. El aumento de la productividad por ingenio activo fue mayor debido a la reducción del número de ingenios (183 en la zafra de 1925 y 160 en la de 1958), llegando a un 82.3 por ciento entre los dos años considerados. 2.-La industria azucarera cubana estaba regulada en su producción, exportación y distribución de los ingresos entre sus tres sectores fundamentales: ingenios, colonos y trabajadores. Cuba era miembro del Convenio Azucarero Internacional y formaba parte del sistema de cuotas azucareras de Los Estados Unidos. Sus posibilidades de producción cada año estaban determinadas por la cuota de exportación al mercado libre mundial, la cuota de exportación a los Estados Unidos y el consumo local, mas la fluctuación de las existencias. Los ingenios recibían el valor del azúcar crudo producido en precios "libre a costado del buque" en puertos cubanos y después de deducir a este precio impuestos de 27 centavos por cada saco de azúcar de 325 libras (aunque el peso de los sacos fue reducido a 250 libras), los gastos de poner libre al costado del buque el azúcar y los incurridos en cada puerto de embarque, se obtenía el precio oficial en almacén de los puertos para la libra española de azúcar. Este precio se utilizaba para valuar el pago de las cañas a los colonos, para determinar los salarios de los obreros agrícolas que laboraban en el cultivo, corte, alza y tiro de la caña, los fletes de azúcar por ferrocarril, la renta de las fincas cañeras, etc. Los colonos recibían en pago por cada 100 arrobas de caña entregadas al ingenio, el equivalente al valor del 50% del azúcar extraído de la caña. Las libras de azúcar así determinadas se multiplicaban por el precio promedio en almacén de la libra de azúcar y eso determinaba el pago de las cañas a los colonos por los ingenios. Los colonos, a su vez, debían pagar el valor 50.5, 51, 52, ó 55.5 libras de azúcar, de acuerdo con los rendimientos de cada ingenio, a los trabajadores, por la labor de cortar, alzar y entregar 100 arrobas de caña. Ese pago fue incrementado en un 10% a partir de 1944. Las labores de cultivo de la caña se pagaban a razón del valor de 50 libras de azúcar por cada ocho horas de labor, aumentadas en el 10% y con la compensación del descanso retribuido en la proporción de un día por cada 11 días de labor. Estos conceptos venían a determinar un salario actual entre $2.88 y $3.18 por estas labores. Los obreros del sector industrial, que laboraban en los ingenios, tenían salarios determinados por ley o por contratación con los empresarios, que fluctuaban de acuerdo con el precio del azúcar. En 1959 triunfa la Revolución Cubana, y con ella comienzan las agresiones de toda índole por parte de los Estados Unidos. En 1960, cuando la totalidad de los centrales pasan a manos del Gobierno Revolucionario, se suprime la cuota azucarera como una de las medidas de mayor envergadura económica, dadas las características monoexportadora y monoproductora de Cuba. De este modo, el país sufrió un gran impacto con la pérdida de sus mercados tradicionales, los suministros habituales, compra de equipos y piezas desaparecen, produciéndose además un éxodo considerable de personal calificado y ataques a los ingenios. Todo ello provocó un decrecimiento de la producción, siendo la más baja de 3,8 millones de toneladas de azúcar en 1963. En el mes de mayo de este año se inician los primeros estudios con el objetivo de elevar la producción, mediante un diagnóstico sobre la situación agrícola industrial en aquel momento. En 1964 se crea el Ministerio de la Industria Azucarera (MINAZ), el cual sustituye a la antigua Empresa Consolidada del Azúcar. Durante el período comprendido entre 1966 y 1970 se ejecuta el primer Plan de Desarrollo de la Industria Azucarera, el cual tenía como objetivos: Elevar la capacidad instalada. Sustituir los equipos obsoletos. Introducción masiva de la técnica en las labores de la siembra y cultivo de la caña. Introducción de la mecanización del corte y el alza de la cosecha. En esta etapa las tierras dedicadas al cultivo se incrementaron en un 35%, se introdujeron nuevas variedades, se inicia la ampliación del regadío y fueron diseñadas nuevas máquinas para la mecanización de las cosechas. En 1970 se realiza la mayor zafra del país y del mundo en ese año. Durante el período de 1971-1975 la industria azucarera experimentó un gran auge en sentido general. A partir de 1973 se verifica un aumento continuo. Las áreas cañeras se elevaron de 1543 miles de hectáreas que existían en el año 63 a 1634.6 miles. La cosecha de caña aumenta su mecanización, el corte alcanza el 11.6% y el alza el 85.4%. En la zafra del 75 trabajaron más de 1000 combinadas; es importante destacar en este período la disminución de los macheteros a 180 mil, la mitad de lo que se empleaba antes de 1959. Durante el quinquenio 1975-1980, las inversiones en la industria azucarera ascendieron a 968 millones de pesos, más del doble que el presupuesto empleado en el período 66-70. La década del 80 se puede considerar de despegue en el desarrollo de la agroindustria azucarera, se construyeron los 6 primeros centrales diseñados por técnicos cubanos y con más del 60% del equipamiento cubano, que constituyen los primeros construidos en los últimos 50 años, fueron los primeros terminados, el 30 de Noviembre y el Batalla de las Guásimas que se concluyeron en 1980. Se trabajó además en la modernización de 40 centrales existentes. Es a inicios de esta década en la que se crean los Complejos Agroindustriales Azucareros. En esta etapa se mejoró el sistema ferroviario incorporándose 195 locomotoras diesel; se pusieron en marcha 4 terminales de azúcar a granel que permitieron aumentar en un 53% la exportación por este sistema. La caña cosechada mediante combinada pasó de un 25% en 1975 a un 45% en 1980. A inicios de la década del 80 se crean los Complejos Agroindustriales Azucareros En estos años se construyen 239 centros de acopio y limpieza de caña, lo que sumado al aumento de la mecanización del corte de la caña de azúcar en un 62%, permitió reducir el número de macheteros a 72 000. Desde 1989 comienzan a gestarse en los países Socialistas de Europa cambios evidentes que dieron lugar a la disolución del campo socialista y por ende la ruptura de sus relaciones mercantiles, así como las principales fuentes de Suministros, mercados y precios. Esta situación trajo consigo severas consecuencias para la todas las ramas de la economía en general, pero sin lugar a dudas una de la más afectadas fue la industria azucarera al quedarse desprovista hasta del combustible mínimo para la realización de determinadas actividades, sin los recursos necesarios para la reparación y mantenimiento de los equipos, para la preparación de la tierra y los cultivos: hierbicidas, plaguicidas. Todos estos factores conllevaron transformaciones sustanciales para este sector económico.

      + More details

      What are Tags?

      Tags

      Tags are keywords that describe videos. For example, a video of your Hawaiian vacation might be tagged with "Hawaii," "beach," "surfing," and "sunburn."