Silvina Magari

Joined
Madrid

User Stats

Profile Images

User Bio

La aventura musical de Silvina se inicia en su infancia. Con sólo 10 años, ya era una habitual de los platós de RNE, donde demostraba, a partes iguales, desparpajo y aptitudes para el canto.

Con 13 años, se presentaba a todo concurso de canto que le permitiera subirse a un escenario en el que arrancarse, como tantas otras niñas, por Marisol y Rocío Dúrcal…

Argentina y México

Las dotes como compositora de Silvina se pulirían a lo largo de su estancia en Latinoamérica.

Con 19 años se muda a Argentina para experimentar en sus carnes cómo cada tango que canta cuanta “la historia de un destino”. Allí, además de familiarizarse con el mejor rock de los 90, exprime al máximo su dedicación en talleres literarios… Que dan sus frutos en varios premios de poesía.

Son dos años de mucho trabajo, de clases de canto y de talento derrochado sobre pequeños escenarios con un público que se rinde a sus coplas y su flamenco.

Dejando atrás Argentina, Silvina recala en México. Allí se curte durante otros dos años en los escenarios de bares de trova como El Sapo Cancionero y la Zona Rosa hasta culminar tocando en el Auditorio Nacional con Ricardo Arjona. Un triunfo del que guarda un fantástico recuerdo.

Es aquí donde comienzan a gestarse algunos de sus primeros temas propios, muy artesanales, muy físicos, donde la manufactura aún era un trabajo costoso para ella pero donde ya se vislumbraba un imaginario propio y un torrente de sentimientos en el que la alegría destaca por encima de todos.

Ser MADRILEÑA

Pero Madrid extiende sus tentáculos hasta el otro lado del Charco y la añoranza de esa vida de la capital la hace volver a su patria, a su ciudad, a su barrio… “Cuando eres madrileño parece que no tienes ‘título’. Yo lo reivindico. Me siento, por encima de todo, madrileña”, exclama en una de sus entrevistas.

Dos palabras que para Silvina encierran todo un universo… “lo verdadero es bello. Lo que es bello, siempre es bueno”, así sentencia la artista el resultado de su proceso de creación.

Lo que dicen en las pelis

El segundo disco de Silvina nace de la mano de BMG de un tiempo de reflexión, de interacción con el entorno para crear algo “alegre, bonito y sentido” que constituya una respuesta musical a esa reflexión interior.
Una reflexión que Silvina sabe hilar muy bien con la empatía. Las canciones de este disco son más emotivas, sí… “y tan mías que pueden ser de todos”, resume.

External Links

Following

  1. BEATRIZ ABAD
  2. Luciernaga Magenta